SIY - Semana Internacional del Yachting Mar del Plata - CNMP - YCA
 

Fotos - Capizzano

Documentos

Clima

Revista

Sponsoreo
Del “Día Nacional del Yachting” a la “Semana Nacional del Yachting”
Extracto del libro “De cara al mar” de Natalio Marengo.

En 1966 la Federación Argentina de Yachting de Carrera (F.A.Y.C.), designó por primera vez al Club Náutico Mar del Plata como sede y organizador del Día del Yachting de ese año. Ello significaba un reconocimiento, dentro del ámbito nacional, de las actividades que en ese deporte se venían desarrollando en el club. La fiesta, llevada a cabo los días 22 y 23 de enero, fue sin dudas, la celebración de mayor categoría realizada hasta entonces en el Náutico y congregó embarcaciones de clases Lightning, Cadet, Snipe, Finn, Pengüin, 505, Dragón y Grumete. Concurrieron a ella prestigiosos timoneles, Adrián Obarrio ganó la copa “Diario El Día” en clase Snipe; Enrique Alurralde, la copa “Gaceta Marinera” en Finn; Héctor Domato la copa “Navitecnia” en clase 505; Ronaldo Munck la copa “La Nación” en Cadet; Jorge Salas Chávez la copa “El Atlántico” en Dragón; Carlos Colet la copa “Clarín” en Lightning y Sonia Uzal la copa “Yachting Argentino” en clase Pengüin. El Náutico, por su parte, se adjudicó la copa “La Prensa” correspondiente a la clase Grumete merced a la habilidad de su excelente timonel Celso Alba que tuvo como tripulante a Mezzolani y Maijling.

El éxito alcanzado por el “Día Nacional del Yachting” hizo que las tripulaciones visitantes manifestaran su deseo porque dicho evento fuera repetido, lo cual movió a la subcomisión a incluir en el programa de regatas temporada 1966/67 remitido a la F.A.Y.C., a pedido de esta, la “Semana del Yachting 1967”. Estas regatas fueron concretadas merced al esfuerzo conjunto de la F.A.Y.C. y el Náutico, y la colaboración prestada para el transporte de embarcaciones por la Armada Nacional y Prefectura Naval Argentina.

El alojamiento de las tripulaciones participantes, aparte del habilitado en el pañol del club, fue facilitado por la Escuela Complementaria de la Armada y el Y.C.A. Los gastos fueron sufragados con el aporte donado por la Comisión Nacional Pro-Festejos del Sesquicentenario de la Independencia y el programa Día del Yachting, editado por primera vez por la subcomisión del club, a través de los avisos publicitarios insertos en el mismo, quedando incluso un superávit.

A partir de 1967, la reunión se convirtió en la “Semana Nacional del Yachting”. Mientras tanto, con la venta de los cuatro primeros Grumetes, se había creado una “caja náutica” para concretar la adquisición de seis barcos de la clase Pengüin que serían entregados a los socios mediante un amplio plan de financiación. Estos veleros fueron botados a tiempo para competir en la Semana, que así contó con una representación de 30 unidades llegadas de las diversas instituciones de todo el país y, al año siguiente, haría posible disputar, conjuntamente con al “Semana Nacional del Yachting” la primera “Semana Internacional de la Clase Pengüin en Mar del Plata”. En ella intervinieron tripulaciones de Porto Alegre y San Pablo (Brasil), Punta del Este (Uruguay), y por la República Argentina del Club San Fernando, Club de Regatas La Plata, Club Náutico Quilmes, Yacht Club Olivos, Yacht Buenos Aires, Club Náutico Bahía Blanca y Club Náutico Mar del Plata.

Durante la temporada 68/69, la atención se centró en tres monotipos de regata, casi exclusivamente: Grumete, Pengüin y Finn. En la clase Grumete el Náutico volvió a triunfar esta vez ocupando los tres primeros lugares.

En la “V Semana del Yachting” , disputada del 17 al 24 de enero de 1970 compitieron cinco clases. En Grumete triunfó Héctor Mignone del CNMP; en Polares, una embarcación totalmente nueva para los socios del club, obtuvo el primer puesto Ricardo Capparelli del CNMP; en Snipe Eduardo Dallera del Club Náutico Zárate y en Dinghy Julio Ledesma del YCA.

Desde el mes de septiembre se comenzó a organizar y programar la “VI Semana Nacional del Yachting”, cuya culminación tuvo lugar entre el 6 y el 10 de enero con la participación de 72 embarcaciones de las clases Snipe, Polaris, Pengüin, Grumete, Dinghy, Finn y Lightning. Las tripulaciones alcanzaron a 180 personas, las que como invitados participaron de la fiesta de clausura que alcanzó trascendencia nacional, dada la asistencia de deportistas venidos desde Rosario hasta Puerto Madryn y por las publicaciones periodísticas que tuvieron amplio eco en los más dispares medios informativos. Como ya era tradicional, la clase Grumete fue ganada por un timonel del club, esta vez le tocó el honor a Norberto Róvere.

Del 5 al 9 de enero de 1972 se cumplió la “VII Semana Nacional del Yachting” en la que estuvieron presentes 127 barcos de ocho clases, tripulados por cerca de trescientos representantes de veinticinco clubes de todo el país. Pero esta cifra sería nuevamente superada al año siguiente, en la que se congregaron 240 embarcaciones, número que marcaría un récord para esta clase de competencias, ya que hasta esa fecha ningún club la había superado. El Club Náutico tuvo que abocarse a la titánica empresa de dar alojamiento a más de 500 miembros de las diferentes tripulaciones, parte de los cuales ocuparon carpas cedidas por la Base Naval y G.A.D.A. 601.

Además se les brindó a todos los participantes el tradicional almuerzo marinero y la cena en el club. A la gran ceremonia de clausura asistieron el Comandante en Jefe de la Armada, Capitán de Navio Guillermo Luthart; el secretario de la Federación Argentina de Yachting, Dr. Jorge Prota y autoridades de la Escuela Naval Militar, Base Naval Mar del Plata, E.S.I.M., G.A.D.A. 601, Base Aérea Militar Mar del Plata, Prefectura Naval Argentina, Liga Naval Argentina, Flota Fluvial del Estado y la totalidad de los clubes intervinientes. Entre los participantes en las regatas debemos señalar a Martin Costa, campeón argentino, sudamericano y mundial de la clase Pengüin y los campeones argentinos de las clases Optimist y Polaris. Ese fue quizá el momento más glorioso de la “Semana Nacional del Yachting” ya que al año siguiente las obras del nuevo edificio en construcción, limitaban el espacio y hubo de reducirse el número de participantes, pero de todos modos se corrieron las regatas con la participación de las clases Pengüin, Lightning, Optimist, Snipe y Grumete.

En los años siguientes se continuó disputando la “Semana Nacional del Yachting” y siempre en forma exitosa, ya que la fecha deportiva había conquistado un lugar de privilegio en el calendario anual de la Federación Argentina de Yachting gracias al incansable trabajo de numerosos socios y el apoyo de tantas instituciones locales y nacionales.